Sangre caliente

Hace muchísimos años tuve una conversación con un trotamundos en un avión. Le pregunté cuáles eran sus países preferidos para vivir. Me respondió: “aquellos de sangre caliente, como México o España”. Desde entonces, he deseado conocer este país para saber a qué se refería.

Tras este tiempo, y ahora que tengo mis impresiones frescas, quiero comparar España y México en un par de aspectos para hacerme a la idea. El primero de ellos es objetivo: la organización territorial. Partiendo de que México es unas cuatro veces más grande que España (y tiene más del doble de población), es muy importante aclararse con la distribución del espacio en México, porque sólo así podemos dimensionar cada lugar. Para ponernos en situación, aquí tenemos un mapa de los 32 estados de México:


(Imagen: Wikipedia)

  • México, el país, se llama oficialmente Estados Unidos Mexicanos.
  • México, el país, está formado por 32 estados o entidades federativas (lo que equivaldría a “Comunidades Autónomas” en España).
  • De esos 32 estados o entidades federativas, México DF -Distrito Federal- es una ciudad-estado (al igual que ocurre con Washington DC en Estados Unidos de América, o a Ceuta o Melilla).
  • Los 31 estados restantes se dividen a su vez en municipios (lo que equivaldría a “provincia” en España).
  • Cada municipio tiene un número concreto de ciudades.
  • Cada ciudad se divide en varias delegaciones (lo que equivaldría a “distrito” en Madrid).
  • Cada delegación se divide en diversas colonias (lo que equivaldría a “barrio” en Madrid).

El otro aspecto que quiero comparar es subjetivo: el aspecto social. Si bien no se puede generalizar, sí que hay detalles que nos dan pistas sobre el comportamiento de los mexicanos y los españoles. Para empezar, los mexicanos son muy limpios. Pese a no haber prácticamente papeleras por las calles (salvo en los parques), apenas se ve suciedad en las calles. Los defeños tienen, además, estrictas condiciones de recogida de basuras: el camión toca una campanilla cuando pasa por tu portal y si no la bajas en el momento, tienes que esperar al día siguiente. O eso, o vives en un edificio con portero, o pagas a algún vecino una propina para que lo haga por ti.

Ni siquiera en el metro la gente arroja basuras a las vías. ¿Cómo lo han conseguido? Colocando un cartel en los andenes pidiendo a la gente que no lo haga. Otro ejemplo, en España, todas las prohibiciones empiezan por “Prohibido blablablá”, mientras que aquí, casi todas te lo explican, en plan: “Por el bien de los vecinos y el suyo propio, le rogamos no tire basuras en el portal”.

Los mexicanos han interiorizado que el trabajo honrado es un gran aliado para prosperar. Sólo tienen unos 6 días de vacaciones al año. Se toman en serio su trabajo, desde los cientos de limpiabotas que hay en las calles, hasta los grandes magnates. Son muy educados y serviciales. En especial, casi todos los camareros (meseros) son muy amables. Eso sí, les encanta vacilar (o “molestar”, como dicen ellos), pero generalmente no resultan hirientes. Pese a haber menos variedad de inmigrantes que en España, los mexicanos se portan como verdaderos cosmopolitas, llegando a veces a los niveles de Nueva York, ni más ni menos.

Creo que, efectivamente, los mexicanos y los españoles compartimos la sangre caliente. Y yo, como español que soy, espero enriquecerme de las muchas cosas positivas que estoy descubriendo de esta sociedad.

Un comentario. Deja el tuyo aquí.

  1. Eynar Oxartum //

    Respecto a lo de que las calles estén limpias a pesar de que haya pocas papeleras… es una prueba de que la limpieza no es proporcional a la cantidad de papeleras, sino a la buena voluntad de la gente.

    Por cierto, hace tiempo que soy partícipe del Litter Movement (un movimiento social, por llamarlo de alguna forma, en la que en lugar de juzgar a la gente y quejarnos por la suciedad de los lugares, nos comprometemos a recoger cada día una pieza de basura que encontremos por ahí; simplemente consiste en darle la vuelta a la tortilla y tener actitud proactiva).

¡Síguenos!

¡Mira el mapa de la ruta!


Ver mapa de la ruta en Google Maps.

Archivo

  • 2011 (142)
  • Enlaces

    • Cuarto Creciente Producciones