Hablando de arte

Para hablar de arte, no siempre es necesario ser un experto en la materia. El arte habla por sí mismo, y a veces nos hace hablar a los que contemplamos las obras, siempre que estamos ante algo indiscutiblemente grande.

Hablar de arte en México es hablar de la tradición muralista. Y si hablamos de muralismo, el primer nombre que surge es el de Diego Rivera. Él fue el más prolífico e importante de los artistas del mural. Por ejemplo, en el Museo Mural Diego Rivera se conserva una de sus obras más famosas, “Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central”, de la que saqué esta foto de estrangis (ya que, ¿adivináis?, estaba prohibido fotografiar sin autorización):

Diego Rivera también decoró el pasillo exterior del Palacio de Cortés, en Cuernavaca:

Además, los discípulos de la escuela artística de Diego Rivera decoraron los accesos al mercado Abelardo L. Rodríguez:

No sólo Diego Rivera destacó como muralista. También destacan otros muchos como Juan O’Gorman, el decorador exterior del edificio de la Biblioteca Central de la UNAM:

O José Clemente Orozco, que decoró todo el antiguo colegio de San Ildefonso:

También existen murales anónimos y callejeros, como el “Mural de los Ausentes” de Tepito (que os conté aquí), o este otro, donde la idea del culto al maíz como símbolo de fertilidad y familia (que os conté aquí) se ve reforzada:

O este mural realizado con semillas de colores, en Tepoztlán (que os conté aquí):

Todo empezó mucho antes, en los primeros pobladores prehispánicos. En Teotihuacán (que os conté aquí) puede verse el Mural del Puma, muy bien conservado:

Pero si tengo que destacar a título personal algún muralista, destaco a David Alfaro Siqueiros, cuyo trabajo en el Polyforum Siqueiros combina pintura, arquitectura y escultura en un espacio único e indescriptiblemente bello y onírico. Imaginad que estáis dentro de un gigantesco huevo de pascua decorado como nunca habríais imaginado, con figuras emergiendo de todas partes, y donde la sensación de espacio varía en función de dónde miráis. Aquí tenéis una foto para haceros a la idea:

Esta obra, en mi opinión, gana de largo a cualquier mural que haya visto antes en México y en el mundo entero. Experimentar el buen arte hace que a uno se le quede la boca abierta, y, por tanto, que sobren las palabras.

5 comentarios. Deja el tuyo aquí.

  1. Eynar Oxartum //

    Qué pesados con lo de prohibir fotos. Si fueran fotos profesionales hasta se entendía… Gracias por hacernos llegar las imágenes de todas formas :) bien que vale la pena, aunque sea sólo para hacerse una idea.

  2. Jaramos //

    Los que más me gustan son los de D. Rivera: resultan impresionantes. Por cierto, ¿hay algún factor que le dé tanta importancia en México a la pintura mural? Salud(os).

  3. Azteca^_^ //

    Y el orgullo y placer, pero sobre todo ilusión, que me da saber que he compartido muchas de esas visiones a tu lado… aunque tu etapa por aquí esté llegando a su fin, nadie me borra la sonrisa de la cara por saber que estuve presente en la primera etapa de esta aventura…

    …saborea al máximo cada momento, cada experiencia, porque luego quedarán minimizadas y apenas almacenadas en tu memoria como una anécdota lejana con lo que te viene encima… tantas cosas que vas a vivir en este viaje, que la parte del DF quede como lo más convencional…

    Desde una envidia sana y bien comprendida, te digo el tópico más sincero que se me ocurre: carpe diem, vive cada instante intensamente, porque te esperan tantos y tan buenos, que no vas a dar a basto.

    Un abrazo!!!

  4. Oli //

    ¡Hola a todos! Perdonad que no comente demasiado, ni siquiera en el momento. Jaramos, no quería dejar sin respuesta tu pregunta. No sé los motivos, pero puedo intuirlos. México es una cultura “de exhibicion”. La vida social y cultural se desarrolla al aire libre (a diferencia, por ejemplo, de un país como Suecia, que el frío impide esta tradición muralista). Además, también existe la cultura de “yo hago esto por amor al arte y alguien vendrá que me pague por ello”. Y es que, si haces, por ejemplo, una estatuilla de alambre, alguien pagará diez pesos por ella. Y luego, México es una cultura donde la ficción siempre se ha apoyado en lo audiovisual. Primero fueron los toltecas con sus ritos, luego vinieron los murales y luego las telenovelas. Aquí la imagen tiene un poder brutal, y creo que aquí se estila el “more is more”. Hay muchísimas palabras para clasificar a la gente por su físico. Las chicas llevan tacones imposibles… Esto es sólo mi opinión, pero tendría sentido, ¿no?

    Este es mi primer comentario aquí, espero no extenderme tanto las próximas veces.

  5. EDGAR DANIEL MAQUIAL SILVA //

    SON UNA BOLA DE PENDEJOS PORQUE YO BUSCO A DIEGO RIVERA NO PENDEJADAS PUTOS CARA DE EL CHOLO

¡Síguenos!

¡Mira el mapa de la ruta!


Ver mapa de la ruta en Google Maps.

Archivo

  • 2011 (142)
  • Enlaces

    • Cuarto Creciente Producciones