Panamá, la ciudad mentirosa

Mirad esta foto. Eso es Ciudad de Panamá. Pero, ¡cuidado!, no os dejéis engañar por esta apariencia de megalópolis costera.

Efectivamente, si miramos a la derecha en el lugar donde hice la foto, podemos ver otra cosa muy distinta. Y es que Ciudad de Panamá es una ciudad que tiene dos caras. La primera ya la habéis visto, la de los rascacielos. La segunda es esta:

Es esta parte de Ciudad de Panamá de la que quiero hablar. Porque, entre las calles del casco viejo, descubrimos cientos de rincones con encanto y una gente trabajadora y agradable. Se respira un ambiente de pueblo “de toda la vida”, muy similar al que pude percibir en La Habana, hace unos meses.

No soy la primera persona en comparar ambas ciudades. Y me lo creo, porque basta darse un paseo por el casco viejo para acordarse de la capital de Cuba, incluso si no has estado allí.

Raro, ¿no? Es que Ciudad de Panamá es así. Hace poco me cuestionaba cuánto tenía este país por ofrecerme, y justo ahora descubro la capital, un sitio donde, por primera vez en este viaje, me he imaginado viviendo (tranquila, mamá, es un decir). Así que si vienes a Ciudad de Panamá, no te creas sus mentiras, su fachada, y empápate de todo lo que tiene por ofrecerte en cada calle, cada conversación.

2 comentarios. Deja el tuyo aquí.

  1. José Miguel //

    Si no fuera por los cochazos podrías creerte que estás en La Habana, sí.

  2. Irina //

    Qué bonita esa parte habanera y mentirosa. Mola saber que existen tantos lugares con encanto y que puedes seguir disfrutando de ellos.

    Hasta prontito!

¡Síguenos!

¡Mira el mapa de la ruta!


Ver mapa de la ruta en Google Maps.

Archivo

  • 2011 (142)
  • Enlaces

    • Cuarto Creciente Producciones