A estas alturas

A estas alturas de viaje, uno mira el calendario más de costumbre que antes. He llegado muy lejos, y parece que todavía queda mucho por ver y hacer. Después del Machu Picchu, estuve unos días en Cuzco, para curarme de unas heridas (también físicas) y conocer la ciudad como merecía. En mi primer paseo, me encontré con un señor que tiraba de una llama. Le pregunté si conocía al cantante Cuzcobain y, antes de que pudiera terminar la frase, la llama me escupió. Me dijo que no, pero que subiera la Cuesta de Santa Ana para ver unas buenas vistas de la ciudad, con la Plaza de Armas en el centro de la foto:

A estas alturas, cuesta respirar. Ya estoy en Puno. Das un par de pasos y tienes que parar para tomar aire. Hace frío en la sombra, calor en el sol. Puno, por si no lo sabéis, es la ciudad más importante del lago Titicaca (o como diría José Miguel, “Titikaka leic”). El lago está a 3800 metros. Es como si el Teide sostuviera una enorme bandeja con agua. No es la mayor altura que he pisado en este viaje (4200 metros, yendo al Mapi), pero sí el lugar donde la cabeza ha necesitado más oxígeno para pensar, o para no pensar, según se mire.

A estas alturas, unos 4000 metros, en el Cerrillo de Huajsapata, se ve una buena vista de la ciudad de Puno, con el lago detrás y, cómo no, la Plaza de Armas en el centro. El lago, la verdad sea dicha, está bastante sucio, y Puno no tiene nada que ver con, digamos, las ciudades suizas que también lindan con un lago. Pero esto es Perú (por cierto, cuántos perros callejeros. Habría que llamar a este país “Perrú”), y como dije hace mucho tiempo, aquí manda el camino.

Mañana haré una excursión por las islas del lago, y pernoctaré en una de ellas. Después, visitaré las iglesias de Juli y atravesaré la frontera a Bolivia.

5 comentarios. Deja el tuyo aquí.

  1. Pe //

    Lo bueno de ver las cosas desde las alturas es que se tiene mayor perspectiva, se desdibujan los detalles y se queda lo fundamental del paisaje.

  2. Pedro Mayor //

    La medida del hombre, es la de su capacidad para la soledad (F. Nietzsche)

  3. Oli //

    Gracias por estar ahí. Os quiero mucho.

    OLI I7O

  4. Irina //

    Ja,ja,jaa… leyéndolo despacio pienso que igual la llama sabía algo de música y quiso decirte. “Prefiero que me odien por lo que soy a que me admiren por lo que nunca sere”.

    Lago-montaña, gran simbología unamuniana! Según dicen los críticos, la montaña de la fe y el lago de la duda aunque creo que también fue
    Unamuno el que decía que crecen flores incluso en aguas estancadas.

    Hasta BOLIvia!

  5. José Miguel //

    Nietzsche, Unamuno… Yo iba a hacer referencia a las canciones de Puna del Adelantado Don Rodrigo Díaz de Carreras (Duérmase, duérmase, duerma don Rodrigo…) pero creo que queda fuera de lugar.

¡Síguenos!

¡Mira el mapa de la ruta!


Ver mapa de la ruta en Google Maps.

Archivo

  • 2011 (142)
  • Enlaces

    • Cuarto Creciente Producciones