Concepción, dos caras

Atónito, en muchos sentidos, me está dejando Paraguay. Mi visita a Concepción fue un cúmulo de sorpresas que, hasta casi el final de mi estancia, no reveló todo su potencial. Mirad esta foto:

Es la Virgen de la Concepción, el monumento principal de la ciudad. Digamos que es la primera cara visible y, como tal, solo refleja del 1% de las calles que encontramos en Paraguay. Casi todas las ciudades tienen una estructura de cruz, consistente en dos calles principales perpendiculares asfaltadas. El resto son calles de rojísima y tropical arena.

Sin embargo, si miramos el monumento de arriba por detrás, obtenemos una realidad distinta. ¿Más atractiva, acaso?

Bien, en el caso de Concepción, las dos calles principales perpendiculares son la Avenida Pinedo y President Franco. Si solo juzgamos a esta ciudad por estos dos ejes, nos llevaremos una pobre impresión de la misma. Sin embargo, si hacemos un pequeño cambio de ruta preconcebida y caminamos por Mariscal Estigarribia, la calle paralela a Presidente Franco, nos llevaremos una sorpresa: edificios coloniales restaurados por dentro y por fuera, como el Palacio de la Municipalidad o la austera catedral, calles más cuidadas que en resto de la ciudad, y algún que otro parque para poder pasar la sofocante tarde cobijado a la sombra de los árboles.

Sin embargo, la imagen que guardo en el memory stick de mi cámara y de mi cabeza es la del atardecer sobre el río Paraguay. Junto a mí había unos chicos con unos altavoces poniendo reggaeton a todo volumen. No era la imagen idílica que podría parecer por la imagen, pero hace tiempo que aprendí que las experiencias son como son. Y aquella, reggaeton incluido, era la experiencia del atardecer en Concepción.

No se aceptan más comentarios.

¡Síguenos!

¡Mira el mapa de la ruta!


Ver mapa de la ruta en Google Maps.

Archivo

  • 2011 (142)
  • Enlaces

    • Cuarto Creciente Producciones