La mesa de Benedetti

Viajar en soledad implica con frecuencia buscar lugares en los que sentirte como en casa. En este sentido, los cafés son muy necesarios cuando se trata de leer, escribir o pensar. Y en todas las capitales hay al menos una joya, como pudimos ver incluso en Tegucigalpa.

En Montevideo, esa joya se llama Café Brasilero. No sólo ha inspirado a artistas y escritores, sino que ha servido de portada al libro “A imagen y semejanza”, de Mario Benedetti.

Y como me encantan estas cosas, he buscado el mismo encuadre para comparar las fotos, a imagen y semejanza de la portada.

El café luce así de bonico por dentro (por cierto, en la mesa del fondo, el otro día estaba Eduardo Galeano):

Benedetti conocía de sobra la importancia de sentarse en la mesa de una buena cafetería para encontrar la inspiración (de hecho, yo mismo me he sentado en la misma mesa que él para esbozar esta entrada). Vivió con incertidumbre su vida y su futuro -y quién no-, pero, a diferencia de los que no son poetas, él no necesitaba perder las cosas para valorarlas.

Ninguno de nosotros tiene su futuro escrito, pero las blancas páginas donde se hará ya están esperando, como me esperaban a mí las de mi cuaderno rojo, y ahora el negro, conforme avanzaba en el viaje.

Miro esas páginas escritas de mis diarios y pienso en las pocas que quedan por escribir. Lo que hace no demasiado tiempo parecía eternidad disfrazada de calendario, ahora es un raquítico muestrario de momentos hasta que esto termine, y sea el principio de otra cosa.

“lento pero viene
el futuro real
el mismo que inventamos
nosotros y el azar

cada vez más nosotros
y menos el azar”.

(“Lento pero viene”, Mario Benedetti)

3 comentarios. Deja el tuyo aquí.

  1. Pe //

    Siempre he pensado que un país que da músicos como Drexler y poetas como Benedetti tiene que tener algo.

    Una poesía de Benedetti poco conocida que me gusta bastante es “Ser y estar”, irónica y divertida. Quizás es un poco estereotipada en los versos políticos pero hay que ponerla en su contexto (años 70, la CIA campando por sus respetos por Latinoamérica y montando dictaduras en medio Cono Sur):

    Oh marine
    oh boy
    una de tus dificultades consiste en que no sabes
    distinguir el ser del estar
    para ti todo es to be
    así que probemos a aclarar las cosas

    por ejemplo
    una mujer es buena
    cuando entona desafinadamente los salmos
    y cada dos años cambia el refrigerador
    y envía mensualmente su perro al analista
    y sólo enfrenta el sexo los sábados de noche

    en cambio una mujer está buena
    cuando la miras y pones los perplejos ojos en blanco
    y la imaginas y la imaginas y la imaginas
    y hasta crees que tomando un martini te vendrá el coraje
    pero ni así

    por ejemplo
    un hombre es listo
    cuando obtiene millones por teléfono
    y evade la conciencia y los impuestos
    y abre una buena póliza de seguros
    a cobrar cuando llegue a sus setenta
    y sea el momento de viajar en excursión a capri y a parís
    y consiga violar a la gioconda en pleno louvre
    con la vertiginosa polaroid

    en cambio
    un hombre está listo
    cuando ustedes
    oh marine
    oh boy
    aparecen en el horizonte
    para inyectarle democracia.

  2. Oli //

    ¡Gracias, Pe, por tu aporte! En Montevideo, además, hay muchísimas librerías. Pa perderse entre libros.

    OLI I7O

  3. seli //

    página en blanco
    aquí te dejo todo
    haz lo que quieras
    espabílate
    o por lo menos organízate

    yo me echaré una siesta
    ojalá me despiertes
    con algo original
    y sugestivo
    para que yo lo firme
    Mario Benedetti.

¡Síguenos!

¡Mira el mapa de la ruta!


Ver mapa de la ruta en Google Maps.

Archivo

  • 2011 (142)
  • Enlaces

    • Cuarto Creciente Producciones