Santiago de Chile se despierta entre montañas

Esta madrugada, en el amanecer del día 31 de octubre de 2011, he llegado a Santiago de Chile, mi meta. Lo he conseguido.

Simplemente quería actualizar con este mensaje, porque creo que la ocasión lo merece, antes de contaros más a fondo la ciudad. Ahora voy a hacer un par de excursiones, pero volveré y yo pisaré las calles nuevamente…

8 comentarios. Deja el tuyo aquí.

  1. Nela //

    ¡Enhorabuena viajero! Qué largo camino y qué feliz recompensa…

  2. Pe //

    “Yo vendré del desierto calcinante
    y saldré de los bosques y los lagos…”

    :-)

  3. guardagujas //

    …al final del viaje comienza un camino,
    otro buen camino que seguir…

  4. Ross //

    O-lé. Alegría máxima. Sigue caminando. Aquí o allí. La cabeza bien alta.

    Besetes.

  5. Conchi //

    Enhorabuena, Pablito.
    ¿Estaremos en tu próxima meta? :-)

    Co.

  6. Pedro Mayor //

    El grado de esfuerzo final muestra la diferencia entre lo común y lo excelente. Felicidades por los esfuerzos realizados y superados y por la excelencia que suponemos en el logro de tus metas (¿… interior?).

    P.

  7. Mercedes e Ignacio //

    ¿Qué tal te sientes por dentro después de este esfuerzo titánico que soportan tus espaldas? Un abrazo grande.

  8. Oli //

    ¡Gracias!

    ¿Que cómo me siento? Es difícil de explicar. Estoy en ese momento en que todavía estoy viajando pero ya estoy valorando el propio viaje. Intentaré sintetizarlo en los últimos posts de este blog (que ya empiezan a revolotear sobre mi cabeza).

    Eso sí, como en las buenas películas, aún quedan giros de guion.

    OLI I7O

¡Síguenos!

¡Mira el mapa de la ruta!


Ver mapa de la ruta en Google Maps.

Archivo

  • 2011 (142)
  • Enlaces

    • Cuarto Creciente Producciones