Top 10 hechos y palabras

Hay dos tipos de enseñanzas: las que te dan las experiencias, y las que aprendes a través de las palabras. El primero de estos dos top tens abarca las experiencias que más me han marcado en este viaje (dando por hecho que, a día de hoy, y salvo sorpresas, tó’l pescao está vendío).

Top 10 experiencias:

1. Subida al Puerto del Aguacate. (Costa Rica, 15 de mayo)
2. Compartir el silencio. (Bolivia, 22 de septiembre)
3. La Danza Larga. (Bolivia, 13 de agosto)
4. Las visitas al hospital infantil y el asilo. (Bolivia, agosto-septiembre)
5. El asalto a mano armada en Managua. (Nicaragua, 6 de mayo)
6. Las minas de Potosí. (Bolivia, 16 de septiembre)
7. El susto en Chamula. (México, 10 de abril)
8. Enfrentarme a un escorpión. (Nicaragua, 10 de mayo)
9. Una conversación en un bus. (Perú, 15 de julio)
10. El ataque en Matagalpa. (Nicaragua, 28 de abril)

Se puede decir que Bolivia y Nicaragua han sido los países más moviditos. No obstante, en Costa Rica, dentro de un coche, se dio la Experiencia que marcaría mi actitud ante el viaje a partir de ese momento: una serie de coincidencias mágicas que empezaron hace dos años y desembocaron en una canción que abrió mi infancia en canal, sembrando las semillas de todas las cosas buenas que quiero en el futuro.

Top 10 frases:

1. “Make it fucking count”. (Panamá, 24 de mayo)
2. “Es tu momento, disfrutalo”. (Costa Rica, 15 de mayo)
3. “Sigue, no más”. (Bolivia, 7 de septiembre)
4. “Ya puedes abrir los ojos”. (Nicaragua, 1 de mayo)
5. “Breakdown leads to breakthrough”. (Colombia, 8 de junio)
6. “Somos un juguete del tiempo”. (Bolivia, 1 de septiembre)
7. “Tiene que ser así”. (Perú, 15 de julio)
8. “¿A qué estás esperando?” (México, 19 de marzo)
9. “¿Puedes montar? Pues monta”. (Nicaragua, 10 de mayo)
10. “¡Compartí!” (desde Bolivia en adelante, desde el 22 de julio)

Estas son frases que he dicho yo o me han dicho a mí, indistintamente. Lamento para los no angloparlantes que la primera frase esté en inglés, pero su traducción es algo complicada (y más, obviando el contexto). Sería algo así como “Haz que valga la pena, joder”. La pronunció Nathan, uno de los viajeros en pareja que más me impresionó. Él vive en Arizona. Era luchador profesional. Me contaba que lo único que sabía hacer bien en la vida era pelear, hasta que conoció a Nancy, su “beautiful wife” (“hermosa mujer”, como me la presentó, literalmente), y ella le salvó del agujero de peleas, drogas y prostitución en el que vivía sumido. Ahora es artista, y talla figuras de madera en Arizona. He escuchado muchos consejos e historias durante este viaje, pero ninguna como la de Nathan. A Nathan le salvó el amor. Y ambos top tens hablan de lo mismo.

5 comentarios. Deja el tuyo aquí.

  1. Pe //

    Lo que comentas de “hechos y palabras” es parecido a lo que se dice de “valores aprendidos” frente a “valores vividos”, la diferencia entre lo que nos dicen y las experiencias que tenemos, de lo segundo se aprende más (o mejor dicho, más profundamente).

    Puede que ésta sea la entrada que más me gustaría que desarrollaras, algunas historias y frases las sabemos pero de otras no teníamos ni idea. ¿Un asalto a mano armada en Managua?, ¿Qué y por qué “tiene que ser así”?, etcétera.

  2. Eynar Oxartum //

    Caramba, qué sensación tan extraña.

    Por cierto, yo me pido un top ten de experiencias surrealistas. Entre ellas, sin duda, debería estar la de ver desovar a las ballenas (Ecuador, algún día de junio).

  3. Oli //

    ¡Jejeje! ¿Un top ten de experiencias surrealistas? Ahí sí que tendría que ser MUY selectivo. ¿Te cuento una? Un día, en Brasil, una cajera de un supermercado se enteró de que yo era español y se puso como loca de alegría a llamar a todas sus compañeras: “¡Ooohh! ¡Espanhol! ¡Espanhol!” y todas suspirando y dejaron de atender a sus clientes para ir a saludarme… y los clientes, nada de enojados; al contrario, todos sonriéndose mutuamente… Allí, en general y aunque suene a tópico, la vida es pura alegría. Cualquier excusa para sonreír es válida. El caso… ¡un abrazo a la familia!

    Pe, recuerdo una interesante cadena de mails que desembocó en la asociación de obras musicales en tono mayor o tono menor con el estado de ánimo. Va por ahí. Espero poder contaros estas historias y más muy pronto. Por cierto… como ves, ya estoy allanando el terreno. ;)

    OLI I7O

  4. Co //

    Estooooo… ¿ver desovar a las ballenas? ¿Un mamífero?
    Oli, qué ganas de verte, neno…

    Co.

  5. Eynar Oxartum //

    Co, por eso es surrealista, ¡tienes que ver la entrada de Oli de ese día!

    Oli, pues ya sólo te faltan ocho experiencias surrealistas para el top10 ;) Qué divertido. Me comenta una amiga peruana que vivió muchos años en Brasil que allí lo importante es ser simpático, y que una vez incluso la atracaron, pero todo fue sonrisas y simpatía por todas partes (otra experiencia surrealista para su top10, jaja).

¡Síguenos!

¡Mira el mapa de la ruta!


Ver mapa de la ruta en Google Maps.

Archivo

  • 2011 (142)
  • Enlaces

    • Cuarto Creciente Producciones